Trakai

Cada país suele estar representado por la imagen de un monumento o simplemente un lugar. Por ejemplo, si decimos Francia, lo primero que se nos viene a la cabeza es la Torre Eiffel; o bien si decimos  Inglaterra, se nos viene el Big Ben. Pues Trakai, o mejor dicho, su castillo, es la imagen que representa a Lituania. Siempre la encontrarás en la portadas de las guías de viaje de Lituania o en cualquier búsqueda en google, etc. Podemos decir que es el símbolo nacional y motivo de orgullo de cualquier lituano.

Tanto cariño viene sobre todo a que el castillo simboliza la trayectoria de Lituania, desde la supremacía de un imperio que durante siglos dominó toda Europa del Este, hasta el declive, castigado por invasiones de los polacos, nazis y soviéticos tras duras batallas que dejaron al castillo en ruinas durante muchos siglos. Justo cuando el país se independizó, el castillo también volvió a relucir como en sus mejores años.

Trakai a tan sólo 28 km. de Vilna, está situada dentro de un Parque Natural Histórico (el único en Europa), en una región en el que hay unos 200 lagos, siendo el Galvé el más grande. Es en este lago y sobre una pequeña isla, donde encontramos el Castillo de Trakai, siendo la única fortaleza de Europa levantada en una isla dentro de un lago.

Si quieres “la foto”, lo mejor es situarse en el pequeño muelle del pueblo, desde donde tendrás la mejor perspectiva del castillo. Los muros y torreones de ladrillo rojo contrastan con el azul del agua y el verde de la abundante vegetación que hay en toda la zona. Además si añadimos los pequeños veleros, barquitas e hidropedales, harán que la postal se te quede grabada en la retina para siempre.

Para acceder al castillo, tenemos que cruzar dos pequeños puentes de madera, uno desde la península a una pequeña isla y el segundo, desde esta pequeña isla hasta el castillo.

¿Cómo llegar a Trakai?

  • Autobús: de la estación de autobuses de Vilna, el bus intercity nº 28 y 29.
    • Duración del trayecto: 40 min.
    • Precio: 2 € trayecto.
    • Es la mejor opción.
  • Tren: desde la estación de trenes de Vilna.
    • Duración del trayecto: 40 min.
    • Precio: 2 € trayecto.
    • Te deja más lejos del castillo que el bus y además hay una menor frecuencia.
  • Coche: por la autovia A4
    • Duración del trayecto: 30 min.
    • Sin peajes.

Historia

La ciudad de Trakai fue fundada por el Gran Duque Gediminas (fundador del Gran Ducado de Lituania), que después de descubrir y quedar enamorado de este hermoso lugar en una de sus cacerías, mandó a construir uno de los castillos de la zona (el Senieji Trakai). Poco después, Gediminas tuvo que marcharse a Vilna, siendo su hijo Kęstutis el heredero de la ciudad. Según cuenta la leyenda, a la esposa de Kęstutis no le gustaba vivir en Senieji Trakai ya que no había mucha agua a su alrededor, así que su esposo por tal de complacerla, construyó (en el siglo XIV) el Castillo de la Península (donde actualmente está Trakai) y más tarde el famoso Castillo de la Isla, dentro del lago Galvé.

Poco después, los castillos fueron fuertemente atacados y dañados por los Caballeros Teutónicos. Tras ida y venidas, Vitautas el Grande, hijo de Kęstutis (nacido en el propio), se proclamó Gran Duque de Lituania y fue bajo su poder cuando el imperio alcanzó todo su apogeo. Durante esta etapa, Trakai era la capital y el castillo la residencia de los Grandes Duques, además llevó a cabo la remodelación del castillo, sustituyendo la madera por la piedra.

Monumento a Vitautas el Grande (Vytautas Didysis), héroe nacional de Lituania

Cuando la capital se trasladó a Vilna, el castillo y la ciudad empezaron a perder importancia, hasta el punto de llegar a convertirse en una mera prisión para la nobleza y prisioneros de guerra. Más tarde fue gravemente dañada por varias batallas, quedando en ruinas y olvidado durante muchos siglos.

Ya en el siglo XX, fueron varios lo intentos de restauración, pero no fue hasta el año 1.990 cuando se dio por concluida.

Visita al Castillo

No está de más decir que lo más espectacular del Castillo de Trakai es el enclave sobre el que está construido y que tal vez su interior decepciona un poco, pero ¿vas a llegar hasta aquí y te vas a quedar a la puertas de la fortaleza?

Nosotros no lo dudamos ni un segundo y más cuando en su interior se estaban celebrando el festival “Days of Ancient Crafts” (Día de los Oficios Antiguos), muy similar al que vivimos el día anterior en la Plaza del Ayuntamiento de Vilna.

Sí, tuvimos mucha suerte de poder disfrutar con la fortaleza totalmente ambientada en la época medieval.

Conciertos,

atracciones para los más pequeños,

y “fotos turísticas obligadas”,  hicieron sentirnos como en un capítulo de Juego de Tronos.

El castillo no es muy grande, así que no te llevará mucho más de una o dos horas el recorrer todas las salas, en el que se muestran algunas maquetas de cuando el castillo estaba en ruinas, así como monedas, mapas y objetos varios.

Sin duda el punto más espectacular del interior del castillo es la Torre del Gran Duque con un patio interior rodeado de escalera de madera.

La entrada para adultos cuesta 6 € y la reducida 3 €. También se pueden hacer con guía pagando un precio más alto.

Para más información consulta la web oficial.

Alrededores del Castillo

Trakai, al estar dentro de un Parque Nacional ofrece multitud de actividades relacionadas con la naturaleza, con senderos que se adentran por preciosos paisajes o bien alquilar un hidropedal y relajarse en medio del lago.

Pero si lo que buscas es tranquilidad, no es un mal lugar para echarse una buena siesta o leer un libro al borde de lago. Puro relax.

Si tienes menos tiempo, simplemente piérdete por el pequeño pueblo (que tendrás que recorrer de vuelta a la estación de autobuses) e identifica la particulares casas de colores de lo caraítas. Este pueblo de origen crimeo llegó a Trakai en los tiempos de Vitautas el Grande, cuando eran perseguidos por el Islam. El Gran Duque los acogió a cambio de que se convirtieran en su protección. Y aunque hayan pasado más de seis siglos, sus descendientes siguen aquí y aun conservan sus tradiciones.

Foto de Gillian Gagie en Flickr

No hay que olvidar que es el lugar más turístico de Lituania, así que encontrarás muchos puestos de souvenirs y como no las bodas, que al igual que en Vilna, llevarán todo un séquito con ellos.

En definitiva, Trakai es una visita obligada, que no te llevará más de medio día, pero que sin duda te ganará el corazón.

 ¡Hasta la próxima!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: