10 cosas que ver y hacer en Ayutthaya

Ayutthaya, situada a solo 80 kilómetros de Bangkok, es uno de los puntos que no pueden faltar en cualquier viaje a Tailandia, sobre todo, por su importancia histórica.

Además, es una parada intermedia perfecta entre Bangkok y el norte del país, que conectada por un tren nocturno, permite visitarla durante un día completo sin tener que alojarse en ella.

Así es como la mayoría de los turistas la visitamos, dedicando un día completo para recorrer sus templos más importantes.

Y es preguntaréis si un sólo día es suficiente tiempo para conocer la ciudad.

Bajo nuestra experiencia, pensamos que sí da tiempo, al menos, para conocer lo imprescindible y así poder llevarse una idea de lo que representó esta ciudad en sus años de gloria.

Obviamente, hay que ir con algo de prisa para que dé tiempo a todo y lo más importante, intentar llegar lo antes posible a la ciudad porque los templos cierran a las 18:00.

Dicho esto, y sea o no una visita de un día, Ayutthaya debe estar incluida en vuestro itinerario de viaje.

En esta entrada os contamos 10 cosas que debéis ver y hacer en la antigua capital del Reino de Siam:

  1. Historia
  2. Wat Mahathat
  3. Wat Ratchaburana
  4. Wat Yai Chai Mongkhon
  5. Wat Chaiwatthanaran
  6. Wat Lokayasuthram
  7. Wat Phu Khao Thong
  8. Wat Phra Si Sanphet
  9. Otros templos
  10. Mercado nocturno

1. Conocer su historia

Ya que es la única forma de comprender la importancia de este lugar y el por qué de su estado actual.

Para ello, nos tenemos que remontar al año 1350, cuando Ayutthaya se convirtió en la capital del Reino de Siam, título que ostentó hasta el año 1767 cuando sufrió el último y mortal saqueo birmano.

Durante todos estos siglos, la ciudad se llenó de templos dorados repletos de tesoros que atestiguaban el esplendor comercial y artístico que por aquellos años disfrutaba el reino.

De hecho, era una de las ciudades más importantes del mundo llegando a contar con hasta un millón de habitantes o incluso invadir el imperio de Angkor Wat.

Más de 400 templos se repartían a lo ancho y largo de esta fértil tierra que además estaba perfectamente comunicada con el exterior gracias a su ubicación, en la confluencia de tres caudalosos ríos (Chao Phraya, Pasak y Lopburi).

Pero como suele ocurrir a lo largo de la historia, reino próspero, reino amenazado y en este caso, eran sus vecinos birmanos los que continuamente les atacaban.

Fueron tantas las batallas e invasiones, que no tuvieron otra opción que la de trasladar su capital a lo que hoy es Bangkok, dejando abandonada a su querida Ayutthaya.

Cuando los birmanos se fueron, dejaron una ciudad en ruinas con estatuas decapitadas, stupas vacías y capillas sin tejados.

Muchos de los templos, sin conservación alguna, cayeron al suelo y los que quedaron en pie, fueron invadidos por la naturaleza o con un aspecto muy lamentable.

Por suerte, algunos de estos templos han podido ser parcialmente restaurados y por tanto, disfrutar y ser testigos de una parte muy importante de la historia de este país.

Es lo que se conoce como Parque Histórico de Ayutthaya, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1991.

Por cierto, todos los templos tienen maquetas que sirven para hacerse una idea de como eran en sus años gloriosos.

⚠️ Código de vestimenta y normas de conducta: los templos de Tailandia son sagrados y tienen un estricto código de vestimenta en el que las rodillas y los hombros deben estar cubiertos, tanto para hombres como mujeres. Además, hay que comportarse como tal y una de las normas básicas es la de no poner las plantas de los pies hacia la imagen de Buda.

2. Visitar el famoso Wat Mahathat

Comenzamos con el templo más visitado y famoso de la ciudad aunque en realidad, nadie viene a ver la ruinas que quedan de él, sino a contemplar la cabeza de Buda incrustada en las raíces de un árbol de Bodhi.

No se sabe con certeza como acabó aquí, aunque la tesis que más fuerza tiene es la de que alguien puso la cabeza, decapitada por los birmanos, junto a la higuera y allí se quedó abandonada. Con el paso del tiempo, la cabeza fue siendo abrazada con delicadeza hasta quedarse perfectamente encajada en una posición casi hipnótica.

Tiene algo que hace quedarte mirándola fijamente.

Como podéis imaginar, es un lugar muy sagrado. De hecho, cuando se está junto a ella, hay que agacharse ya que no se puede tener la cabeza por encima, algo que os recordará una y otra vez el guarda que hay a su lado.

Nuestra recomendación es comenzar la ruta con este templo para así evitar las largas colas que se suelen formar.

Además, es mejor fotografiarlo durante las horas de la mañana, cuando el sol está detrás y la cabeza está en la sombra.

Hay que decir que en su día, fue el templo más importante de la ciudad y sede del patriarca supremo.

Precisamente por ello, fue uno de las más afectados por las invasiones birmanas quienes lo destruyeron por completo en el año 1767, quedando solo en pie algunos muros o trozos de figuras.

No obstante, contó con un prang principal de 43 metros de altura que cayó incluso antes de las invasiones birmanas y aunque fue reconstruida, volvió a desplomarse a principios del siglo XX.

Así pues, no esperéis mucho más. Eso sí, hay que dedicarle unos minutos para intentar imaginarse como fue este recinto en su día.

🕓 Horario: 8:00 a 18:00

💶 Precio: 50THB. Incluido en el bono.

💡 Existe un bono de 220 THB por persona que incluye la entrada a Wat Mahathat, Wat Racha Burana, Wat Phra Sanpetch, Wat Phra Ram, Wat Chai Watthanaram y Wat Mahe Yong, que son algunos de los templos principales de Ayutthaya. Puedes comprarlo en cualquiera de ellos y deberás ir mostrando la entrada en cada una de las visitas. Solo interesa si se visitan todos los templos.

3. Posturear en Wat Ratchaburana

Está ubicado muy cerca del templo anterior y en él podemos ver un claro ejemplo de la arquitectura Khmer, estilo camboyano que tuvo una influencia muy grande por aquellos años.

Este templo esconde una curiosa (y trágica) historia. Cuando murió el Rey Intharacha I en el 1400, dos de sus hijos tenían que luchar para ver quien se hacía con el poder, pero ambos murieron en la batalla. Fue el tercer hijo, Borom Rachathirat II, quien se hizo con el trono y en honor a su padre y hermanos, mandó construir este templo en el mismo sitio que murieron.

Lo más destacable de él es su prang central, revestida con minuciosas tallas de flor de loto y criaturas mitológicas y que tras una buena reconstrucción, ha conseguido mantenerse en pie, siendo una de las mejores conservadas de la ciudad.

El recinto cuenta además con dos chedis que contienen las cenizas de los hermanos que antes comentamos. También hay un tercer chedi en memoria de la Reina Si Suriyothai, una heroína que en el 1550 se vistió de hombre para luchar contra los birmanos e intentar salvar la vida de su marido, aunque terminó perdiendo la vida en el intento.

Se puede subir a la torre principal (si no sufres de vértigo) para poder disfrutar de unas vistas sensacionales de toda la zona histórica.

Cuenta con una cripta decorada con murales de Buda, aunque bastante deteriorados. Además fue saqueada en el año 1957, pero por suerte, los ladrones fueron detenidos pudiendo recuperar las piezas, hoy día expuesta en el museo de la ciudad.

Decir que este templo es uno de los más fotografiados y es que es perfecto para una buena dosis de postureo, sobre todo por el encuadre de la puerta principal del ubosot.

🕓 Horario: 8:00 a 18:00

💶 Precio: 50THB. Incluido en el bono.

4. Admirar los detalles del Wat Yai Chai Mongkhon

Nos alejamos un poco de la isla central para visitar uno de los templos más interesantes y bonitos de Ayutthaya: Wat Yai Chai Mongkhon.

Es uno de los mejores conservados gracias, precisamente, al estar más retirado y a diferencia de los dos primeros, en él sí que hay una actividad religiosa más activa.

Construido por el rey U-Thong en el año 1357, es también uno de los más antiguos.

Lo más llamativo es su impresionante chedi campaniforme de 62 metros de altura hecho a base de ladrillos y desde que se obtienen unas vistas sensacionales.

Esta estupa está presidida por dos Budas de gran tamaño y a su vez, rodeada por una hilera de estatuas muy cuidadas.

Estas estatuas están en perfectas condiciones y suelen estar vestidas con unas túnicas amarillas puestas por fieles como ofrenda.

Nos encantó el ambiente de este lugar y es que además, cuenta con preciosos jardines.

Y por si fuera poco, también hay un Buda recostado de 7 metros que también suele está vestido con una túnica naranja y que da suerte a todo aquel que consiga pegar una moneda en sus pies.

Así que no te extrañes de ver escenas como ésta.

🕓 Horario: 6:00 a 18:00

💶 Precio: 20THB. No incluido en el bono.

5. Sentirse en Angkor Wat con el Wat Chaiwatthanaran

Nos desplazamos hacia el otro lado del río Chao Phraya para visitar el templo que mejor representa el estilo Khmer en Ayutthaya.

Si has estado en Angkor Wat, seguro que te recuerda un poco, salvando las distancias, claro. De hecho, hasta no hace más de 50 años, estaba cubierto de vegetación.

También llamado Templo del Largo y Glorioso Reinado, fue construido en el año 1630 por el rey Prasat Thong en recuerdo de su madre, tardando hasta dos décadas en levantarlo.

Pero la espera mereció la pena, ya que el resultado fue uno de los templos más bonitos de la ciudad, con un inmenso prang central de 35 metros de altura rodeado por otras 8 torres más.

Y entre cada una de ellas, un muro que alberga hasta 120 estatuas de Buda.

Lamentablemente, y como ya podéis adivinar, estas estatuas también fueron decapitadas en la última invasión birmana (1767), dándole un toque bastante tétrico al lugar.

Eso sí, en sus relieves erosionados aún se pueden contemplar y distinguir algunas escenas de la vida Buda.

Y sí, aquí también hay buenos encuadres para poder hacer fotos interesantes y de hecho, es uno de los puntos más idóneos para contemplar el atardecer.

Es muy probable que os encontréis con turistas locales haciéndose fotos vestidos con trajes tradicionales que se alquilan a la entrada del recinto.

Sin duda alguna, es de los templos más espectaculares y mejor conservados de Ayutthaya.

🕓 Horario: 8:00 a 18:00

💶 Precio: 50THB. Incluido en el bono.

6. Visitar el Buda Recostado del Wat Lokayasuthram

A pesar de estar en muy mal estado, recomendamos hacer una breve parada para contemplar al Buda Reclinado más antiguo y grande de la ciudad.

Y es que es sumamente espectacular, con 42 metros de largo y 8 de alto. Lamentablemente, es lo único que queda del templo.

A pesar de ello, es un lugar de culto muy importante para los locales.

La entrada es gratuita. De hecho, no hay ni vayas ni nada estando, literalmente, al borde de la carretera.

7. Subir los escalones del Wat Phu Khao Thong

Ubicado algo lejos de la zona histórica, se levanta este espectacular chedi blanco y detalles dorados de casi 80 metros de altura.

Rompe un poco con la monotonía del resto de los templos y en él se pueden conseguir fotos muy chulas además de disfrutar de unas excelentes vistas de toda la ciudad subiendo los 79 escalones.

El templo original fue construido en el año 1395 por el rey Ramesuan, pero no incluía el chedi.

Fueron los birmanos quienes lo añadieron durante la ocupación del año 1568 y a pesar de quedar dañada por falta de mantenimiento, en el año 1767 los birmanos volvieron a reconstruirla durante otra ocupación.

Es por ello por lo que los tailandeses odiaban el templo hasta rabiar, aunque no pudieron derribarla por la Ley Budista y así es como ha llegado hasta nuestros días.

🕓 Horario: abierto todo el día.

💶 Precio: gratuito.

8. Contemplar el atardecer en Wat Phra Si Sanphet

Volvemos a la zona antigua para hacer una última parada en uno de los templos más grandes y espectaculares de Ayutthaya: Wat Phra Si Sanphet.

Lo más destacable de él son las tres stupas en las que se dicen que se reposaron las cenizas de los tres primeros reyes de Ayutthaya y que son, sin duda, una de las estampas más emblemáticas de la ciudad.

Construido a finales del siglo XV, durante los años de esplendor de la ciudad fue uno de los más importantes y grandes de Ayutthaya, formando parte del Palacio Real y albergando incluso un gran Buda de oro de 16 metros de alto y revestido con 143 kg de oro.

Tras las invasiones birmanas, quedó completamente destruido, fundiendo incluso el oro del gran Buda. Apenas se mantuvieron en pie las tres stupas que antes comentábamos.

Decir que sirvió de inspiración y modelo para el Templo del Buda Esmeralda (Wat Phra Kaew) y el Palacio Real de Bangkok.

Nosotros lo dejamos para el final porque es una buena opción para ver el atardecer y además, cierra media hora más tarde que el resto de templos.

Por tanto, tendréis el tiempo suficiente para contemplarlo.

🕓 Horario: 8:00 a 18:30

💶 Precio: 50THB. Incluido en el bono.

9. Otros templos que merecen la pena visitar

Creemos que los 7 templos anteriores son más que suficientes para un día de visita en Ayutthaya, pero si por alguna razón os sobra tiempo, hay muchos más.

Aquí os dejamos algunos que también merecen la pena visitar:

  • Wat Phra Ram: no es de los más bonitos, pero es importante por ser el lugar de cremación del primer rey soberano de Ayutthaya (U-Thong). Cuenta con un prang central que es bastante parecido al de los otros templos y está ubicado dentro de la zona histórica.
  • Wat Mahe Yong: es de los menos visitados y además de estar alejado del centro. Lo más interesante es que se trata de un templo monasterio muy utilizado por mujeres para meditar.
  • Wat Phanan Choeng: está algo lejos. En su interior hay un gran Buda de Oro. Lo más interesante es asistir a una de las ceremonias de obtención de méritos que son bastante visuales.
  • Wihan Phra Mongkhon Bophit: está ubicado junto al Wat Phra Si Sanphet y en su interior está uno de los mayores buda de bronce del país.

10. Cenar algo en el mercado nocturno

Después de un día intenso visitando templos y antes de volver a la estación (u hotel), os recomendamos visitar el night market que se instala todos los días en la calle Bang Lan Road, muy cerca del Wat Mahathat.

Es el mejor lugar para comprar un zumo bien frío, cenar algo y coger provisiones para el trayecto nocturno en tren.

Se trata del típico mercado nocturno de cualquier ciudad de provincias en el que se puede encontrar una oferta muy variada de platos y productos locales entre ellos, pescados de río hechos a la parrilla, curris con arroz y fideos.

De verdad, como molan estos mercados.

Información práctica

Tanto para los que vayáis para un solo día u os quedéis a dormir en ella, os compartimos algunos consejos y datos prácticos que seguro que os vienen muy bien:

¿Cómo llegar a Ayutthaya?

Desde Bangkok hay varias alternativas y dependerá mucho de como tengáis planificada vuestra visita:

  • Tren: es la opción más habitual y económica y el trayecto dura normalmente 1:30 horas. Aunque pueden tardar un poco más. Los trenes salen desde la estación de Hua Lamphong con una frecuencia de aproximadamente media hora y desde las 4:20 hasta las 22:45. Podéis consultar los horarios y precios en la web de ferrocarriles de Tailandia. Lo importante es elegir la clase en la que viajar:
    • 1ª y 2ª clase: cuenta con aire acondicionado y la mayoría que viajan en ella, son turistas. El precio oscila entre los 7 y 9 € y el trayecto dura aproximadamente 1:30h. Se puede reservar con antelación.
    • 3ª clase: es la más barata, con un precio que va desde 15 a 35 THB (menos de 1€). Lo malo es que son algo más lentos, sin aire acondicionado y además, no se pueden reservar con antelación, solo en el mismo día. Por defecto son sin asiento reservado, por lo que si no hay hueco tienes que ir todo el trayecto de pie. Si decides comprar el ticket con asiento reservado el precio cuesta 65 baths.

⚠️ Importante: los templos cierran muy pronto (sobre las 18:00). Así que hay que intentar llegar lo antes posible a la ciudad para que así de tiempo a poder visitar los templos más importantes. Nosotros cogimos el tren de las 8:00 de la mañana, llegando a Ayutthaya poco antes de las 10:00.

Estación de trenes de Ayutthaya

Si llegáis vía tren, antes de ir a visitar los templos, tenéis que hacer varias cosas:

  • Dejar equipaje en consigna: la estación cuenta con un consigna de 24 horas y cuesta solo 10 THB. Está al lado del cajero ATM.
  • Recoger los billetes físicos del tren: si habéis reservado el tren nocturno con 12GoAsia, debéis recoger los billetes físicos en la propia estación, justo al lado de donde se deja el equipaje.
  • Ducha: es importante saber que los baños de la estación cuentan con duchas. No son precisamente un spa, pero ya os aseguramos que se agradece y mucho, sobre todo tras un día entero sudando como un pollo. El precio 10 THB por una ducha.

Tren Nocturno Ayutthaya – Chiang Mai

Como dijimos al principio, es la opción más habitual entre los viajeros: llegar por la mañana desde Bangkok y coger un tren nocturno a Chiang Mai.

Aquí os contamos todo lo que debéis saber sobre la conexión:

  • Se puede elegir entre:
    • Primera clase: camarotes privados de dos personas con aire acondicionado. El precio ronda los 50 € por persona y se agotan con facilidad.
    • Segunda clase: en vagón compartido y aire acondicionado. Las camas cuentan con una cortinilla para tener algo de privacidad. El precio ronda los 30 € por adultos.
  • Horarios:
    • Coche #9: 19:44 a 7:15. Este horario es ligeramente más caro (unos euros).
    • Coche #13: 21:06 a 8:40

Los vagones cuentan con enchufes en las camas y además te dan mantas.

Nosotros elegimos segunda clase del tren de las 21:06, ya que queríamos disponer del máximo tiempo posible en la ciudad y la verdad es que dormimos muy bien.

Y como podéis ver, la pequeña también.

⚠️ Importante: estos trenes están muy demandados y por tanto, se agotan con facilidad. Os recomendamos reservarlos con antelación directamente desde aquí con 12GoAsia, el portal más usado por los viajeros para consultar y reservar los desplazamientos en Tailandia.

¿Cómo moverse por Ayutthaya?

La zona de los templos está más o menos a 3 km de la estación y además, separados uno de los otros.

Por tanto, es necesario buscar un medio de transporte:

  • Tuk-tuk: la opción más popular e inteligente es contratar un tuk-tuk con conductor por una serie de horas. Aquí unas cuantas pautas para conseguir un buen precio:
    • Suelen cobrar unos 300THB/hora (aprox. 10€), aunque cómo no, debéis negociar el precio.
    • Cuántas más horas, mejor precio. En un inicio nos pidieron 1.500 THB por horas y al final lo sacamos por 1.300 THB por 7 horas que al final se convirtieron en 8 horas.
    • Recomendamos no elegir el primer tuk-tuk que os encontréis, comparando o regateando entre varios conductores.
    • El conductor os irá dejando a la entrada de los templos y os esperará allí.
    • El punto más habitual para tomar un tuktuk es la estación de tren, donde no os faltarán propuestas.
    • Se les puede pedir un circuito standard por los templos, pero nuestra recomendación es que marquéis vosotros la ruta (si lo tenéis claro). La mayoría de los conductores tienen un juego de postales para identificar los templos a visitar.

Nuestro tuk-tuk, posiblemente el más reventado del la ciudad… jejejej

  • Bicicleta: aunque también es una opción muy habitual, no lo recomendamos para nada ya que algunos templos están bastante alejados. Además, en Ayutthaya hace un calor infernal por lo que creemos que es mucho mejor ir cómodos en el tuk-tuk.
  • Moto: no es mala opción ya que Ayutthaya es una ciudad tranquila y bastante llana, por lo que no os costará trabajo haceros a su tráfico. Podéis alquilar fácilmente una por 200 THB.

😮 ¿Sabías que…?: los tuk-tuk de Ayutthaya son únicos y es que además de estar pintados de colores llamativos, sus carenados tienen una forma muy extraña que en cierta medida, recuerdan al casco de Darth Vader.

Ayutthaya con niños

Como podéis ver en las fotos, nosotros visitamos Ayutthaya cuando Alba tenía solo 3 años y por tanto, el ritmo debe ser mucho más tranquilo.

O no…jejeje

Lo que si es cierto, es que después de Bangkok, recorrer Ayutthaya será «pan comido» y realmente solo hay que preocuparse por las altas temperaturas.

Con independencia del calor, las visitas a los templos son muy divertidas para los pequeños y para amenizar las visitas, siempre podéis proponer «juegos» como por ejemplo, la búsqueda del tesoro.

Y por supuesto, para moverse por Ayutthaya, debéis escoger la opción de tuk-tuk, que como ya podéis imaginar, para ellos será parte de la aventura.

Aquí van una serie de consejos:

  • Agua siempre a mano: creo que no hace falta ni recordarlo pero es sin duda el consejo número uno. Tienen que beber aguar constantemente.
  • Protección solar + repelente de mosquitos: siempre deben estar embadurnados de los dos productos. No vais a tener problema para encontrarlos (en la puerta de la estación hay un 7-Eleven).
  • Gorra o sombrero: el calor es infernal durante el día. Intentad siempre ir por la sombra y cuando no haya (que ocurrirá muchas veces), que tengan siempre la cabeza protegida.
  • Carritos NO: si podéis evitarlo, recomendamos no usar carrito ya que en los templos va a ser algo molesto y al final, en los trayectos entre templo y templo vais a ir subidos en el tuk-tuk. En sustitución a ello, mejor llevar una mochila de porteo para las horas «tontas».
  • Comprar algún souvenir: en las tiendas que hay en las puertas de los templos venden todo tipo de souvenirs y entre ellos, venden pequeños peluchitos con forma, por ejemplo, de elefante. Alba estuvo todo el día enseñándole la ciudad al elefante…
  • Dar algo para que se entretenga: como plantear la visita como un juego o por ejemplo, darle una cámara infantil para que haga fotos. ¡No sabéis lo bien que nos vino la cámara durante todo el viaje!
  • Comida: como en toda Tailandia, siempre sin picante y ante la duda, elegir otra cosa. Siempre encontraréis opciones «occidentales». El arroz hervido será vuestro comodín.

Como podéis ver, son consejos muy básicos y de sentido común.

Pero no os preocupéis, seguro que os irá genial si vais con un enano/a… 🙂

¿Dónde dormir en Ayutthaya?

Si os quedáis a dormir en la ciudad, debéis saber que Ayutthaya también cuenta con una gran oferta hotelera.

Reserva al mejor precio directamente desde este enlace.

Seguro de viaje

No os olvidéis que en un viaje de estas características, sí o sí debéis contratar un seguro de viaje para cubriros antes cualquier problema o accidente.

Es lo primero que debéis contratar tras sacar los vuelos.

Nosotros siempre confiamos en Iati Seguros que además tienen el producto Iati Familia, que incluye coberturas específicas para los pequeños.

Consigue aquí un descuento del 5% en cualquier seguro de Iati.

Mapa de Ayutthaya

Hasta aquí esta completa guía sobre Ayutthaya.

Si has llegado hasta aquí, seguro que tenéis más claro que esta ciudad histórica debe estar en vuestro itinerario se viaje.

Ojalá os haya servido de ayuda esta entrada y sobre todo, disfrutéis de Ayutthaya tanto como nosotros.

¡Buen viaje!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close