Venecia

En el tercer día del tour por Italia, tocaba uno de los platos fuertes, Venecia. ¿Qué decir de ella que no sepáis?

Venecia hay que visitarla al menos una vez en la vida, por mucho que te puedan comentar, ya que se le tacha de muy turística, cara, sucia, etc; y sí, todo lo anterior es cierto, pero no hay un sitio igual en el mundo y más aún sabiendo que tiene una fecha de caducidad. ¿Hasta cuando podremos disfrutar de esta maravilla?

Pero antes escribir mi experiencia, hace falta conocer un poco su historia. Cómo todos sabéis, la ciudad está construida en el interior de una laguna con una intención bien clara, protegerse de las invasiones. Fue fundada en el año 421,  por habitantes del Véneto que se refugiaban de los ostrogodos y los lombardos. Conforme iban pasando los siglos, la ciudad iba creciendo y tomando forma dentro de la laguna, hasta lo que es hoy: 118 islas y 455 puentes. Poco a poco empezó a incrementar su poder en el comercio marítimo, ya que eran magníficos comerciantes, consiguiendo acuerdos y privilegios con varios imperios.  A todo esto hay que sumar que su poderío naval era cada vez mayor, conquistando cada vez más territorios, hasta tal punto de expandirse alrededor del mediterráneo. Alrededor del año 1.200, las galeras venecianas, las mejores de su época, surcaban y dominaban todo el mediterráneo. Fue en esos años cuando vivió uno de los venecianos más famosos y que mejor los representaba: Marco Polo.

Ya, en el Siglo XV, Venecia era el centro del comercio mundial, llegando a los 200.000 habitantes, pero fue en este punto de mayor apogeo cuando sucedieron dos acontecimientos que depararía el destino de la ciudad: la pérdida de Constantinopla y el descubrimiento de América. A partir de ese momento, Venecia no volvería a ser lo que era y más aún cuando en el año 1.630 la peste acabó con un tercio de la población. A partir de aquí, la ciudad sufrió muchas guerras e invasiones, hasta que en 1.866 pasó a formar parte de Italia.

Todo este poder y riqueza, durante tantos siglos, dio lugar a un una patrimonio arquitectónico difícilmente de superar, con multitud de palacios, iglesias o basílicas que conseguirán dejarte con la boca abierta.

En lo que a mi experiencia refiere, sólo tendría un día completo para visitarla, que aunque no sea suficiente, da tiempo a ver lo básico.

El día empezó con un paseo en barco por la laguna, con un recorrido que bordeaba la ciudad y se acercaba a otras islas más apartadas.

Venecia

Venecia

Venecia

A parte de las famosas islas de Burano, Murano o Torcello, hay multitud de pequeñas islas que en el pasado tenían alguna función. Una de ellas era la isla Poveglia, conocida como la “isla de los muertos”, donde se enviaba a cualquier infectado o sospechoso de tener la peste. En la actualidad es raro que alguien se arriesgue a pisar esta isla, ya que los que lo han hecho aseguran que suceden sucesos paranormales. Incluso dejaron de pescar cerca de ella ya que era muy frecuente que se recogiera algún resto humano. Por aquí pasaron y murieron al menos 300.000 personas.

Otra isla a la que pasamos cerca fue la de San Lazzaro degli Armeni, que en sus días fue un centro para leprosos. Hoy día su monasterio acoge a una orden de armenia.

Venecia

Venecia

Cerca de ella se encuentra la isla de Lido, que es donde se celebra todos los años el Festival de Cine de Venecia.

Venecia

El paseo en barca fue en gozada, ya que la brisa que corría se agradecía en un caluroso mes de Agosto.

Lo siguiente, ya en “tierra firme” era disfrutar al fin de la ciudad, con una entrada triunfal a la Piazza San Marcos, el corazón de Venecia. Está considerada como una de las plazas más bonitas del mundo y fue Napoleón Bonaparte la que la definió como “El Salón más Bello de Europa”.

Venecia

Venecia

El gran problema de esta plaza, es que al ser el lugar más bajo de Venecia, es la primera zona en inundarse cuando hay “acqua alta”, que suele ocurrir en Noviembre y Diciembre. En cuanto a los numerosos cafés y restaurantes de esta plaza, no te dejes tentar por ellos, ¡son muy caros! Eso sí, son preciosos y la de historia que hay tras sus puertas.

 Venecia

Allí estaba imponente la Basílica de San Marcos junto al Palacio Ducal. El Palacio Ducal fue utilizado como fortaleza, prisión y desde donde los dogos dirigían el destino de la ciudad. La visita te lleva por varios salones, como la Sala del Maggior Consiglio.

Venecia

La otra parte interesante de la visita, es la prisión, donde se pueden ver el interior de los calabozos, así como los pozos húmedos .

Venecia

Pero el punto fuerte era cruzar el “Puente de los Suspiros”, que daba acceso a los calabozos, siendo en este punto cuando los condenados a muerte veían por última vez la luz natural.

Venecia

Venecia

Terminada la visita al palacio, tocaba callejear un poco para después hacer una de las actividades obligadas: dar un paseo en góndola. Que sí, que es muy turístico, pero ¿vas a ir a Venecia y no te vas a subir en una de éstas?

Venecia

La experiencia fue tremenda, viendo como el gondolero maniobraba la larguísima barca por los estrechísimos canales de Venecia. Además, durante todo el trayecto, el gondolero no paraba de cantar las típicas canciones italianas. 🙂

Venecia

Venecia

Verás la ciudad desde un punto de vista especial y sin lugar a dudas el mejor momento es cuando sales al Gran Canal. Sólo recordándolo se me ponen los pelos de punta.

Venecia

El tráfico de góndolas, vaporettos y taxis acuáticos era tremendo y en cada borde del canal, los mejores palacios de la ciudad, hoy convertidos en lujosos hoteles o galerías de arte.

Venecia

Tras bajarme de la góndola y frotarme los ojos, ya sólo quedaba callejear y perderse por la ciudad. Lo mejor es dejarse llevar y empezar a andar sin rumbo, cruzando los puentes, escuchando el ruido de los canales cuando el agua choca con los edificios, etc. Cuanto más te alejes de los puntos principales, mejor.

Venecia

Venecia

La visita iba tocando a su fin y la única pena era no poder dormir en ella y poder pasear por sus canales bajo luz de las farolas.

Venecia

Venecia

Venecia

Tal vez para la próxima.

Venecia

 Más: Galería completa de Fotos

Artículos relacionados:

Anuncios

One Comment

Add yours →

  1. Margarita del Moral moreno 2 noviembre, 2015 — 9:43 pm

    Espero poder ir pronto y disfrutarlo como tú lo hiciste

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: