Que ver y hacer en el Lago Bled, el rincón más bonito de Eslovenia

Eslovenia es posiblemente el país que más nos ha sorprendido de Europa.

Y es que aún no entendemos como Eslovenia sigue siendo unos de los países más desconocidos del viejo continente a pesar de estar justo en el centro.

Ya os contamos lo bien que aprovechamos el primer día en su capital, Liubliana, pero en realidad nuestra visita al país tenía un claro objetivo: el Lago Bled.

Bled es el rincón más conocido de Eslovenia y es fácil de entender: un precioso lago glaciar rodeado de un paisaje espectacular a los pies de los Alpes Julianos, un castillo que preside el pueblo y como colofón, una pequeña isla que alberga una bonita iglesia en su interior.

Sí, tiene todos los ingredientes para convertirse en todo un must a visitar.

Nosotros pasamos prácticamente día y medio recorriendo todos los rincones y disfrutando del que es uno de nuestros lugares favoritos en Europa.

Así pues, os contamos que hacer y ver en Bled, el lugar más bonito de Eslovenia.

Dar un paseo circular por el lago

Posiblemente, lo mejor que puedes hacer en Bled es dar un paseo circular por toda la orilla del lago.

No te llevará más de un par de horas y es la única forma de no perderse detalle alguno de este precioso lugar.

Contemplarás escenas de todo tipo, como el padre y su hijo nadando por el río;

los jóvenes dando volteretas en las zonas habilitadas para el baño;

la gente paseando en bicicleta;

las mascotas jugando con el agua;

y en definitiva, todo el mundo disfrutando a tope del lugar.

Porque como podéis ver, en Bled se respira buen rollo, muy buen rollo.

Navegar por el lago a bordo de una pletna

Si bien es algo caro (12 €), una de las mejores experiencias en Bled es tomar una pletna, la embarcación a remo típica de la zona, para navegar por el lago y acceder a la isla central, donde se ubica la Iglesia de la Asunción y sus 90 escalones de la entrada.

Allí, tendrás que pagar otros 6 € para entrar a la iglesia, en la cual podrás pedir un deseo.

Nosotros, por falta de tiempo y prioridad a otras actividades, desistimos de hacerlo aunque nos quedamos con muchas de hacerlo.

Excusa perfecta para volver.

Subir al Castillo de Bled

Dejamos por un momento el lago para subir al castillo por una sencilla razón: contemplar sus vistas de infarto.

El Castillo de Bled (Blejski grad) está situado sobre un acantilado de 130 metros de altura y su origen se remonta al año 1011. En el interior podemos encontrar una antigua capilla gótica del siglo XVI y un museo donde se exponen armaduras, armas, mobiliario antiguo y joyas que pertenecieron a los primeros eslavos asentados en la ciudad.

Para llegar hasta el castillo se puede hacer caminando (hay tres rutas bien señalizadas y empinadas) o en coche, donde el parking es gratuito.

💵 Precio

  • Adultos: 11 €
  • Niños 5 €

🕗 Horarios

  • Noviembre a Febrero: de 8:00 a 18:00 horas
  • Abril, Mayo, Junio, Septiembre y Octubre: de 8:00 a 20:00 horas
  • Julio y Agosto: de 8:00 a 21:00 horas

 Más información: www.blejski-grad.si

Bañarse en el lago

Si tu visita es en verano, no puede faltar un buen chapuzón en el lago en algunas de las zonas habilitadas para ello, ya que hay zonas en las que está prohibido.

La mejor zona para el baño es la del camping, con una especie de playa artificial desde la que se accede sin problema alguno al agua.

¿Qué os podemos decir?, ¡es una gozada!.

Probar la gastronomía local

La gastronomía de Bled, y en general de todo el país, se nutre de productos locales servidos en platos de gran consistencia como son el ričet (sopa de legumbres) o el golaž o bograč (carne estofada).

Recomendados por el hotel, fuimos a Gostilna Murka, un restaurante que lleva más de 100 años preparando platos típicos eslovenos a buen precio.

La verdad, es que salimos de allí rodando. 🙂

Curiosamente, entre tanta foto y paseos, nos olvidamos de probar el postre más típico de Bled: el Kremna Rezina, una especie de sándwich de hojaldre relleno de nata que está de muerte.

Así pues, otra excusa perfecta para volver. 🙂

Descubrir sus miradores

En la parte occidental del lago, cerca del camping, se levanta un pequeño monte con dos espectaculares miradores: Mala Osojnica y Ojstrica.

Para acceder a ellos, tendrás que realizar un pequeño trekking no apto para ir en chanclas pero que bien merece la pena ya que las vistas son simplemente brutales.

Si no tienes mucho tiempo, lo suyo es que te decantes por uno de ellos y en este caso, que lo hagas por el de Ojstrica.

Es más sencillo llegar, siendo solo una pequeña subida (algo dura al final) y con vistas completamente limpias hacia el lago.

Y por si fuera poco, tiene un banco de madera que le da el toque de postureo…

Nosotros subimos al atardecer, que aunque no es la orientación idónea, nos dio una luz muy buena.

Contemplar el amanecer

Para nosotros, el punto fuerte de la visita y aunque el atardecer es igual de espectacular, ya teníamos en mente desde hace mucho tiempo como íbamos a capturar la salida del Sol.

La primera idea era hacerlo desde el mirador de Ojstrica, pero pensamos que subir hasta arriba en plena oscuridad era algo complicado, además de llevarnos mucho de tiempo. Así que para poder disfrutar de varios encuadres, nos quedamos abajo, justo en la zona del camping.

Desde allí, además de tener la playa, parte una pequeña pasarela de madera que da también mucho juego.

De todas las fotos que podíamos hacer, había una que no nos esperábamos: la de nuestra silueta dentro del lago con una luz dorada que hipnotizaba.

Y es que fue un amanecer brutal, posiblemente uno de los mejores que hemos contemplado en nuestra vida.

Ya sabéis, ¡hay que madrugar!.

Hacer una excursión a la Garganta de Vintgar

Ubicada a tan solo 5 km de Bled, la Garganta de Vintgar (Blejski Vintgar) es un espectacular desfiladero que el río Radovna ha ido moldeando poco a poco con su precioso caudal color esmeralda.

La garganta, que separa los montes Boršt y Hom, está a rebosar de frondosa vegetación, rocas cubiertas de musgo y paredes verticales que en algunos tramos llegan hasta los 100 metros de altura, creando una sensación de majestuosidad que abruma y asombra a cualquier visitante.

Hay que decir que la garganta forma parte del Parque Nacional de Triglav, una reserva natural en la cual se ubican los rincones naturales más espectaculares del país entre ellos, la montaña más alta: el propio Triglav.

En esta entrada os contamos todo lo que debéis saber sobre este lugar:

Garganta de Vintgar: el desfiladero del río color esmeralda

Consejos fotográficos

Con todo lo que habéis visto anteriormente, no hace falta decir que Bled es un destino fotográfico por excelencia donde fotógrafos de todo el mundo vienen hasta aquí en busca de la mejor luz.

Con tanta belleza, es fácil conseguir fotos espectaculares y más si es poniendo en práctica algunas técnicas de fotografía de paisajes.

Nosotros, como aficionados, os damos los siguientes consejos fotográficos:

Utilizar un objetivo gran angular

En la fotografía de paisajes, cuanto más abarque el objetivo, mejor.

Con los objetivos gran angulares podrás conseguir fotografías con una encuadre amplio en el que entrará el lago, las montañas y parte del cielo en una misma foto.

Crea panorámicas

Técnica muy utilizada en la fotografía de paisajes que consiste en hacer varías fotos solapadas para después unirlas en el ordenador.

Es una buena opción si no tenemos un objetivo gran angular siendo el resultado una toma mucho más amplia de lo que abarca el objetivo, además de un mayor enfoque en cada unas de las partes.

Lo suyo es hacerlo con la ayuda de un trípode y aunque no hay una regla expresa, se aconseja que entre foto y foto haya como mínimo un tercio de imagen en común (utiliza de ayuda la cuadrícula del visor) y siempre con la misma configuración (tiempo de exposición, apertura, ISO o balance de blancos).

Luego en Lightroom, seleccionamos las imágenes, le damos al botón derecho y unir panorama.

Así de sencillo. 🙂

Utilizar trípode

Creo que no hace falta decir por qué, ¿no?.

Las mejores fotos se harán con poca luz y para ello necesitaremos el trípode para que la foto no salga trepidada (movida).

Básico para hacer buenas fotos.

Crear fotos HDR

Uno de los inconvenientes de los amaneceres y atardeceres es que hay mucho contraste, habiendo zonas muy claras, como el cielo; y otras muy oscuras, como por ejemplo la isla del interior del lago.

Así pues, para conseguir una toma más equilibrada, aplicamos la técnica del bracketing (horquillamiento).

Es muy sencillo: tomas tres fotos exactamente iguales pero con diferente exposición (neutral, sobreexpuesta y subexpuesta).

Luego en el procesado, se unen (en Lightroom hay una opción para ello) para obtener una foto HDR.

Con esta foto, podrás subir las sombras o bajar las altas luces sin miedo a destrozarla, consiguiendo una foto mucho más equilibrada.

Utilizar un filtro polarizador

Este accesorio es otro de los imprescindibles en las fotos de paisajes y más cuando hay agua de por medio.

El filtro polarizador nos dará unos cielos más intensos y disminuirá los reflejos del agua, consiguiendo unas tomas muchas más vistosas y coloridas.

Hacer una buena planificación

En la fotografía de viajes la planificación es primordial, siendo fundamental llevar estudiado donde y a que hora hay que realizar la foto.

Como podéis imaginar, en los 30/60 minutos que dura un atardecer o amanecer, no hay tiempo para la improvisación siendo la planificación la clave para una buena foto siendo PhotoPills la mejor app que hay para ello.

Esto justo hicimos con el amanecer, sabiendo exactamente la hora y el lugar por donde salía el Sol.

Con todas estás técnicas y un poco de suerte para que el tiempo respete, volverás de Bled con auténticos fotones.

Si quieres más consejos, en esta entrada os contamos como mejorar tus fotos de viajes.

Información Práctica:

¿Cómo llegar a Bled?

Bled está a poco más de 50 kilométros de la capital y al ser el pueblo más conocido y turístico del país, es relativamente fácil llegar hasta aquí:

  • En coche: sin duda la mejor opción. De hecho, os recomendamos a más no poder disponer de coche durante el recorrido por el país, ya que os dará una libertad que vais a agradecer, sobre todo para visitar las Parque Nacional de Triglav. Desde Liubliana, el trayecto serán de unos 40 minutos a través de la autopista E61.
  • Autobús: la mejor opción si no dispones de coche. Desde Liubliana hay bastantes salidas diarias con una duración del trayecto de 1 hora y 10 minutos ya que va por zonas rurales. El precio es de 7 € por trayecto.
  • Tren: hay dos estaciones ferroviarias cerca del Lago Bled, la más grande es la estación Lesce, que tiene líneas a Liubliana muy frecuentes pero se encuentra a 4,5 km del lago Bled, siendo necesario tomar un autobús o taxi desde la estación hasta el lago. La otra estación ferroviaria es Jezero Bled, situada a 1,5 km del lago, pero la conexión no es directa, teniendo que cambiar de tren en Jezenice. Por ello, recomendamos el bus.
  • Tour: si no os queréis complicar la vida, siempre está la opción de contratar algún tour. Os proponemos esta excursión de 1 día a Bled con transporte desde Liubliana o esta otra excursión de 1 día que incluye Bled, la cueva Postojna y el castillo de Predjama.

¿Dónde dormir en Bled?

En Bled hay todo tipos de alojamientos repartidos tanto en el propio pueblo como en los alrededores: hoteles, balnearios, apartamentos, albergues e incluso un camping a la orilla del lago.

Nosotros nos alojamos en Garden House Bled, un coqueto hostel rústico ubicado a las afueras del pueblo, cerca del lago y en un entorno muy tranquilo.

Compuesto por dos bonitas casas tradicionales, dispone de habitaciones compartidas y privadas con todo tipo de comodidades y una decoración muy natural.

En cuanto a las zonas comunes, tampoco falta detalle, con un bonito jardín, perfecto para echar una cabezada en sus hamacas, desayunar o descansar en su rincón “chill out”.

También dispone de una cocina compartida con todo tipo de utensilios para hacerte algo de comer y así ahorrarte algunos eurillos.

Para terminar, tenemos que decir que el personal también es muy atento, preocupándose en todo momento para que la estancia sea perfecta.

La verdad, es que de todos los viajes que hemos hecho, este ha sido uno de los mejores alojamientos en el que hemos estado.

Pensamos que no hay un alojamiento que pegue más con el entorno que éste.

Si quieres reservar una habitación a un precio económico, puedes hacerlo directamente aquí.

Con esto terminamos nuestro recorrido por Bled, que como podéis ver, es el rincón más bonito de Eslovenia.

Esperemos que os sirva de ayuda y por supuesto, os guste el lago tanto como a nosotros.

¡Volveremos!.

1 comentario en “Que ver y hacer en el Lago Bled, el rincón más bonito de Eslovenia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close