Las 10 mejores vistas de Nueva York

Nueva York, la ciudad con los mil y un adjetivos, es posiblemente una de las ciudades con mayor número de miradores y eso que en los alrededores no hay ni una sola montaña.

No nos quedamos cortos diciendo que lo mejor de Nueva York son sus vistas, y por suerte, hay incluso algunas que son gratuitas. Sí, que también mola mucho su ambiente, sus museos, su comida, sus fiestas, etc; pero amigos, para unos aficionados a la fotografía como nosotros, las vistas son sagradas.

Por ello, vamos a enumerar las vistas que consideramos “obligadas” en cualquier visita a Nueva York y por supuesto, irán acompañadas de sus mejores fotos, por si acaso necesitas un empujoncito. 🙂

¿Estamos listos?

¡Coge tu cámara que nos vamos de miradores!

1. Empire State Building

Empezamos precisamente por el único al que no fuimos en nuestra última visita. La razón, yo ya estuve en 2008, y como precisamente no es barato, nos ahorramos el dinero para otros miradores.

Aunque en realidad, el verdadero motivo es que desde aquí no se obtienen las mejores vistas, ya que un skyline de Nueva York sin el propio Empire State, es como una fiesta de cumpleaños sin tarta. Si a eso le juntamos que todo el mirador esta rejado, matas a cualquier fotógrafo.

Pero ojo, las vistas desde aquí son una pasada, y oye, subir a este mítico rascacielos tiene su magia, no lo vamos a negar.

Con un poco de vergüenza, os dejamos las fotos de 2008…

Precio: 34 $

Para más info: www.esbnyc.com

2. Top of the Rock

Lógicamente, el Empire State lo sustituimos por el mejor mirador de Nueva York. Así, sin más.

Como decía antes, para completar el skyline, necesitamos al Empire State y si además tiene una vista abierta, libre de cristales o rejas, ¡apaga y vámonos!

Pues todo esto lo tiene el Top of the Rock, ubicado en la azotea de uno de los edificios que conforman el conglomerado del Rockefeller Center.

No os lo vamos a negar, el precio de la entrada es cara, pero os aseguramos que si contemplas el atardecer desde aquí, te llevarás grabada en la retina la mejor panorámica de la “Gran Manzana“.

Ya sabes, si tienes que elegir entre Empire o Top of the Rock, la segunda opción sin duda alguna. 😉

Precio: 34 $

Para más info: www.topoftherocknyc.com

3. Central Park

Bajamos un poco de las alturas para disfrutar de otro tipo de vistas, las vistas que ofrece el pulmón verde de la ciudad.

Desde cualquier punto del parque podrás observar el gran contraste entre los grandes rascacielos (con su bullicio, sus prisas, …) con la tranquilidad que se respira en Central Park. Un silencio roto por las risas de los niños jugueteando y el ruido de las zapatillas de los cientos y cientos de runners que cada día queman los excesos de calorías ingeridas en los “Shake Shacks” de la ciudad.

Si quieres tener una buena panorámica, dirígete hasta el final del lago de Jackie Kennedy. 🙂

4. Brooklyn Bridge Park

Cruzar a pie (o en bici) el Puente de Brooklyn es otro clásico que no podía faltar en la lista, un paseo en el que tendrás unas panorámicas espectaculares.

Por supuesto, no puedes irte sin hacerte una foto con los míticos cables de acero y los rascacielos de fondo.

Pero seamos claros, el paseo anterior tiene un objetivo: Brooklyn Bridge Park.

Este moderno parque situado al otro lado del East River, está formado por varios muelles panorámicos, así que a parte de estar muy cuidado (con sus zonas verdes, instalaciones deportivas, etc), lo realmente importante son sus vistas, posiblemente las más famosas de Nueva York.

Por lo tanto, si lo que buscas son fotones, aquí te vas a hartar.

El gran dilema, una vez que llegues al final del Puente de Brooklyn, es para donde tirar, ¿a la izquierda o a la derecha?.

¿Dónde pensáis que fuimos nosotros?

Mmmm, ¡pues está claro que a los dos lados!. ¿Por quién nos tomáis? 🙂

Si te diriges a la derecha, llegarás a Brooklyn Heights, desde donde tendrás una buena panorámica de todo el Lower Manhattan e incluso la Estatua de la Libertad. Si lo has planeado bien y llegas para el atardecer, el Sol se pondrá justo a la izquierda de los rascacielos.

Una delicia para los ojos.

En cambio, para la izquierda, llegarás al conocido DUMBO (acrónimo de Down Under the Manhattan Bridge Overpass) con la mítica postal del skyline de la ciudad con sus dos puentes más famosos, el de Brooklyn y el Manhattan Bridge.

¡Otro espectáculo de vista!

¡Lástima el frío que hacía!

En otra época del año, como primavera o verano, con el buen tiempo y unas cervecillas, este parque tiene sin duda el mejor plan de la ciudad. 🙂

5. Highline

Sin duda, uno de los rincones más de moda de la ciudad es Highline, un moderno parque urbano que se construyó literalmente sobre una antigua vía de tren abandonada.

Los arquitectos paisajistas conservaron bastantes tramos de estos antiguos raíles y agregaron pasarelas de madera, bancos y una abundante vegetación, logrando una fusión de naturaleza con ambiente industrial, que es por supuesto, muy fotogénica.

Como habrás averiguado por el nombre, las vías discurrían por un paso elevado y por lo tanto, a lo largo del paseo y gracias a los varios miradores, podrás ver la ciudad desde una perspectiva mucho menos conocida.

Por cierto, ¿hemos dicho que es gratis? 🙂

6. One World Observatory

Desde el fatídico 11 de Septiembre de 2001, Nueva York quedó huérfana de sus dos torres más emblemáticas, torres que durante muchos años ostentaron el honor de ser los rascacielos más altos del mundo.

Mucho tiempo ha tenido que pasar (casi 15 años) para que Nueva York volviera a disponer de un rascacielos top a nivel mundial: el One World Trade Center. El que originalmente se iba a llamar como Freedom Tower, es actualmente el sexto edificio más alto del mundo y obviamente se puede visitar para contemplar sus espectaculares vistas.

La pregunta, ¿son las mejores de la ciudad?.

Difícil respuesta, ya que la panorámica es brutal pero hay un punto que no mola nada: es un mirador cerrado. Por lo tanto, la foto queda “vendida” a que el cristal no esté muy sucio y al que no haya ningún reflejo, algo muy muy complicado.

A parte de este inconveniente, el resto es una pasada.

Por cierto, durante la subida en ascensor te esperan unas cuantas sorpresas. Pero no decimos nada, ¡mejor que las descubras tú mismo!.

Precio: 34 $

Para más info: www.oneworldobservatory.com

7. Staten Island Ferry

Volvemos con las vistas gratuitas, esta vez subiéndonos al ferry que conecta todos los días del año Staten Island con Manhattan.

Bien es sabido, que es la forma más barata de ver de cerca la Estatua de la Libertad, pero además, podrás contemplar perfectamente todo el skyline del distrito financiero, así como la Ellis y Governors Islands.

Partiendo desde el Battery Park,  en el mismo distrito financiero, verás como se alejan poco a poco las gigantescas moles de cristal y acero.

Para la vuelta, pierdes el factor sorpresa, pero si le quieres dar dramatismo al asunto, imagínate que eres unos de los cientos y cientos de miles de inmigrantes que llegaban en barco a Nueva York en busca del “Sueño Americano”.

Un consejo, si quieres que las fotos no salgan movidas, evita ir por la noche.

8. Roosevelt Island Tramway

La siguientes vistas, aunque no sean gratuitas, podrás disfrutarlas por el precio de un billete sencillo de metro, y como seguramente te sacarás la Metrocard con el pase semanal, podrás montarte todas las veces que quieras. 🙂

La parada del teleférico está en el extremo Oeste del Puente de Queensboro, el que más tráfico soporta de Nueva York, así que sube y prepárate para sobrevolar los rascacielos, el propio puente y el East River durante 3 minutos.

Una vez allí, puedes volver rápidamente con el siguiente teleférico, o simplemente darte una vuelta por la verde Roosevelt Island.

9. Times Square

Cierra los ojos e imagínate una postal de Nueva York. Probablemente se te habrá venido a la cabeza la imagen de los cientos de carteles luminosos, los taxis amarillos y los miles y miles de transeúntes correteando por este cruce de avenidas.

Sí, Times Square es un clásico y por supuesto no podía faltar en este ranking.

Aquí son, unas escaleras de color rojo que están encima de la oficina de TKTS, las que hacen de mirador y sería muy extraño que en tu viaje a Nueva York, no eches aquí unos minutillos contemplando el bullicio neoyorkino.

Nosotros pasamos casi todo los días… 🙂

10. Nueva Jersey

Dejamos para el final las vistas que más nos sorprendieron, las que se obtienen desde Nueva Jersey, en la otra parte del Hudson River.

Toda la orilla está repleta de miradores, así que no importa a que altura llegues, la panorámica es bestial.

Tal vez puede dar algo de pereza el tener que desplazarse hasta el vecino estado, ya que al no tener conexión directa con el metro, tendrás que coger un autobús o el PATH (la línea de metro que conecta Manhattan con Nueva Jersey).

Nosotros “por suerte” nos alojamos en Nueva Jersey (pongo lo de suerte entre comillas porque más quisiéramos habernos alojado en la propia Manhattan), así que teníamos las vistas a tiro de piedra.

Desde el alojamiento había una caminata de unos 25 minutos hasta llegar al Liberty State Park, una gigantesca zona verde protegida que está ubicada justo detrás de la Estatua de la Libertad. Fue por ello, por lo que me animé a contemplar el amanecer desde aquí. Para ser más exacto, desde la Central Railroad of New Jersey Terminal, la antigua estación de ferrocarril, que dejó de funcionar en los años 60 y que hoy día, con un estado de semi abandono, tiene un toque muy muy auténtico.

He dicho me animé, porque a Lorena la idea de levantarse a las 5 de la mañana con – 3º grado bajo cero, cómo que no le hacía mucha gracia.

Así que para allá que fui, y sintiéndolo mucho por ella, contemplé la mejor vista del viaje.

Tal vez fue porque era el último día; o bien porque no esperaba que me fuera a animar a contemplarlo; pero lo que si está claro es que esa imagen nunca la olvidaré.

Llegué de noche y justo detrás de los rascacielos comenzaban a clarearse. Sí, ¡el Sol estaba saliendo justo por donde yo quería!

No había nadie y en unas de las ciudades más ruidosas del mundo, lo único que se escuchaba era el sonido del obturador de la cámara.

Tuve mi tiempo para fotografiarlo en condiciones y por supuesto para disfrutar del momento.

Fue sin duda el broche de oro de un viaje perfecto.

Por cierto, si os preguntáis que hacía mientras Lorena, ella lo estaba viendo en directo, bien tapadita en la cama, vía WhatsApp. Es lo que tienen las nuevas tecnologías. 🙂

Como dije en el título, éstas son, (a nuestro entender), las 10 mejores vistas de Nueva York, aunque muchos pensaréis, ¿dónde están las vistas en helicóptero?. Obviamente, las vistas desde un helicóptero tienen que ser….. bufff, pero claro el precio también es muy bufff. Ojalá lo hubiésemos podido probar. 😦

Pero como somos pobres, siempre nos quedarán las otras 10.

Y a tí, ¿se te ocurre alguna más?

Anuncios

2 Comments

Add yours →

  1. ¡Madre mía qué preciosidad de fotos! Yo he estado ya 3 veces en Nueva York e iré una cuarta este verano y nunca me han salido unas fotos tan buenas… Seguiré tus consejos y a ver si esta vez me salen mejores jejeje
    ¡Besotes!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: