15 cosas que ver y hacer en Vejer de la Frontera

Si dijéramos que Vejer de la Frontera es el pueblo más bonito de Andalucía, pocos nos llevarían la contraría.

La verdad, es que no podríamos decir si es o no el más bonito, pero sin duda alguna, está en el top.

Porque Vejer es todo un viaje en el tiempo al haber conseguido conservar la esencia y el embrujo de aquella época musulmana que tanto ha perdurado en Andalucía.

Y es que mires por donde mires, esa esencia siempre estará presente, con sus laberínticas, retorcidas y empinadas callejuelas; sus casitas blancas; los patios nazaríes; y unas costumbres muy arraigadas.

Y por tener, Vejer lo tiene todo.

Desde una ubicación privilegiada, encaramada sobre una colina, a importantes monumentos como son su castillo o murallas. Pero es que también cuenta, a pocos minutos en coche, con algunas de las playas más bonitas de España como son El Palmar o los Caños de Meca.

Y por supuesto, no hay que olvidar que estamos en Cádiz y eso es sinónimo de buen rollo, buena comida y cómo no, buen tiempo.

Vamos, ¡una maravilla que no defraudará a todo aquel que se anime a visitarla!.

Si bien no pertenece oficialmente a la Ruta de Pueblos Blancos de Cádiz, entraría perfectamente dentro esa ruta. Y si, sin embargo, estás de ruta por las playas de Cádiz y el viento de Levante está haciendo de las suyas, Vejer se antoja como el mejor plan.

Pero vaya, sea como sea, visita esta maravilla de pueblo. 

Historia

Antes de que os contemos que hay que ver y hacer en Vejer, es imprescindible conocer brevemente su historia, ya que de esa manera, podremos entender su idiosincrasia.

Los orígenes de Vejer se remontan al Paleolítico, habiendo testimonios de presencia humana que corresponden a esa época.

Tartessos, romanos o visigodos dejaron su impronta en los alrededores de lo que hoy es Vejer.

Pero fue en el año 711 cuando las tropas norteafricanas de Tarik se hicieron con el control de Vejer, dando paso a cinco siglos y medio de dominio musulmán. Fue ahí donde Vejer tomó su actual forma, con su recinto amurallado y sobre todo, su sinuoso entramado de calles.

Cinco siglos de una esplendorosa cultura árabe que jamás se ha conseguido eliminar y de hecho, hoy día, Vejer está hermanada con Chefchauen por su gran parecido.

Fue ya en el siglo XIII cuando vino la reconquista, algo que no fue rápido. De hecho, fue en dos periodos, una en 1250 y la definitiva en el 1264.

Justamente, Vejer, junto con otras localidades como Jerez, Conil, Chiclana, Arcos marcaron durante años la frontera entre los Reinos de Castilla y Granada. De ahí, que todas ellas hayan llegado hasta nuestros días con la denominación añadida “de Frontera“.

El resto de los siglos pasó bajo los dominios de los señores, aunque no sin dificultades y revueltas, como una muy conocida que más adelante os contaremos.

Lo que sí está claro, es que a pesar de los siglos transcurridos, su herencia musulmán ha perdurado durante el tiempo, aunque en realidad habría que decir que han sido todas grandes civilizaciones las que han conseguido esa gran riqueza y diversidad cultural de la que tanto presume Vejer.

Ahora sí, os contamos 15 cosas que debéis hacer y ver en Vejer de la Frontera:

1. Visitar la Plaza de España

No hay mejor forma de empezar que visitando el centro neurálgico de Vejer: la Plaza de España.

Es el lugar más amplio y vida del pueblo. El lugar donde confluyen locales y turistas en las terrazas de los restaurantes y bares.

En ella destacan sus altísimas palmeras, las buganvillas y por supuesto, la conocida Fuente de los Pescaítos revestida con unos bonitos azulejos sevillanos.

Lugar de festejos desde el siglo XV, era aquí donde se hacían los eventos taurinos. Hoy día los toros se han cambiado por otros eventos, como “La Velada a la Virgen de la Oliva” o “La Noche de las Velas“.

La mejor forma de contemplarla es desde un pequeño mirador al que se accede desde la calle Sancho IV El Bravo.

2. Pasear por la Calle Nuestra Señora de la Oliva

Dedicada a la patrona de Vejer, se trata de una de las calles más bonitas e importantes del pueblo.

Será imposible que no pases por ella.

Precisamente desde esta calle, parte este free tour que te llevará a conocer todo el legado monumental de Vejer de la Frontera.

Aquí también se ubica el Palacio del Marqués de Tamarón, una bonita casa solariega que data del siglo XVIII.

En su interior alberga el Museo de Vejer, el más importante de la ciudad y en el que podrás conocer la historia del pueblo a través de los numerosos restos arqueológicos de las diferentes culturas que han pasado por Vejer.

💶 Precio:

  • 2 €
  • Entrada gratuita los jueves

🕓 Horario:

  • Lunes a Sábado: 10 a 14 h y 17 a 20 h
  • Domingo: cerrado

3. Recorrer su antigua Muralla Medieval

Debido al alto carácter defensivo de la ciudad, la antigua villa de Vejer estuvo protegida desde el siglo XIII por una alta y gruesa muralla, la cual, tuvo que ser en parte reconstruida tras las constantes batallas de la Edad Media.

Hoy día, podemos disfrutar de casi 2 kilómetros de muralla medieval repartidos en varios tramos, contando también con tres torres (Torre de San Juan, Torre del Mayorazgo y Torre de la Corredera) y cuatro arcos de entrada que daban acceso a la ciudad: Arco de la Segur, Arco de la Villa, Arco de Sancho IV y Arco de la Puerta Cerrada.

Es en la calle Marqués de Tamarón donde encontrarás unos de los tramos mejor conservados de la muralla.

Además, a esta calle también da unos de los laterales de la Iglesia del Divino Salvador, decorado con plantas, palmeras y un pozo.

No hay mejor plan que ir descubriendo estas ventanas al pasado que nos ayudan a visualizar el antiguo entramado de la Vejer medieval.

4. Cruzar por alguna de sus antiguas puertas

Tal y como comentamos en el punto anterior, Vejer de la Frontera aún conserva las cuatro puertas que daban acceso a la antigua villa de la ciudad.

De las cuatro, el Arco de la Segur es posiblemente el más bonito.

Ubicado justo al lado del Museo de Vejer, en el lado de poniente, fue construido en la época de los Reyes Católicos.

Encima de él está el Baluarte de la Segur, ya que era la puerta más accesible. De esta forma se controlaba cualquier intromisión a la villa o la entrada de enfermos contagiosos.

Otro de los arcos que no te debes perder es el de Sancho IV, ubicado en la calle del mismo nombre y que daba acceso por el norte. Aquí podrás observar el grosor de la muralla, de casi dos metros.

Cruzando este arco, llegarás a la Casa del Mayorazgo, un antiguo palacete muy conocido por tener el patio más bonito de Vejer, con hasta 450 macetas que son regadas diariamente por unos de sus vecinos que por cierto tiene más de 80 años.

El tercero es el Arco de la Villa, la antigua puerta principal de la villa y está ubicado justo a la entrada de la Plaza de España. Curiosamente, es la única que no conserva su estado original.

Y para terminar, el Arco de Puerta Cerrada, ubicado en el barrio de la Judería. Como podéis imaginar, el nombre viene a que estuvo cerrada durante bastante tiempo con el fin de proteger la judería de los piratas, ya que desde aquí partía el camino que daba directamente al mar.

Lo dicho, no te puedes ir de Vejer sin conocer sus cuatro antiguas puertas.

5. Conocer la historia de Juan Relinque

Y es que si pasas por el Arco de Sancho IV, verás que justo a los pies del él hay una pequeña escultura.

Lo normal es que pases por delante de ella sin apenas prestarle atención y más siendo dedicada a un tal Juan Relinque.

Pues bien, Juan Relinque fue un conocido héroe local que defendió las Hazas de Suerte.

Y te preguntarás que son las Hazas de Suerte, ¿no?

Para ello, nos tenemos que remontar a la época de la expulsión de los musulmanes y la correspondiente repoblación castellana. En este proceso, se crearon unas tierras comunales, de la cuales, el Rey Sancho IV repartió parte de estas tierras (hazas) a los vecinos del pueblo. Pero varios siglos más tarde, el Duque de Medina Sidonia decidió que ya se acabó esto de regalar tierras al pueblo y procedió a confiscarlas.

¿Qué ocurrió?

Pues que el pueblo se reveló y Juan Relinque, un simple agricultor del pueblo, pasó a liderar la revuelta.

Lo increíble es que consiguió que dictasen sentencia a favor del pueblo y desde ese justo momento, cada cuatro años se asignarían estas tierras por sorteo, de ahí el nombre de Hazas de Suerte.

Lo mejor, es que este sorteo aún sigue vigente y cada año bisiesto proceden con la repartición a suerte, siendo todo un acontecimiento en el pueblo, solo comparable a lo que se vive con el “Gordo de la Navidad“.

De hecho, ahora mismo esta tradición es candidata a convertirse en Patrimonio Cultural Inmaterial por la UNESCO.

6. Visitar su Castillo

Ubicado cerca del barrio de la Judería, se levantó sobre la base de otro castillo árabe, siendo la zona habitada más antigua de Vejer y que coincide con la más elevada, algo lógico en este tipo de fortificaciones.

Fue construido por Abderramán I entre los siglos X y XI y a la entrada, nos da la bienvenida un bonito arco de herradura enmarcado en un alfiz. En su interior hay dos bonitos patios: el principal y el de armas.

En el patio principal se encuentra el antiguo aljibe con el que se recogía el agua de la lluvia, y en el patio de armas, podrás contemplar las almenas, pudiendo acceder a ellas, desde las que se obtienen una vistas perfectas de todo el pueblo y alrededores.

Hay que decir que durante el siglo XIV fue residencia de los Duques de Medina Sidonia y en 1931 fue declarado Monumento Nacional.

Lamentablemente, cuando fuimos nos lo encontramos cerrado.

💶 Precio:

  • Entrada gratuita

🕓 Horario:

  • Lunes a Sábado: 10 a 14 h y 17 a 20 h
  • Domingo: 10 a 14 h

7. Maravillarte con la calle Arcos de las Monjas

Y es que se trata de la postal más famosa y compartida de Vejer.

Es imposible encontrar una calle más andaluza que ésta, con sus fachadas blancas, los arcos del convento y al fondo, un enjambre de casitas bajo un sol de justicia.

De hecho, si alguien me pidiera como describir Andalucía, seguro que sería algo muy parecido a este rincón.

Como curiosidad, estos arcos se construyeron a raíz del fortísimo terremoto que sacudió Lisboa en el siglo XVIII, con el fin de reforzar el lateral del convento.

Por cierto, se trata del Convento de las Monjas Concepcionistas, unos de los edificios más importantes de la ciudad con su portada principal de estilo renacentista, varias capillas y una cripta. Hoy día alberga el Museo Municipal de Costumbres y Tradiciones de Vejer.

💶 Precio:

  • 1 €
  • Entrada gratuita los Jueves

🕓 Horario:

  • Lunes a Sábado: 10 a 14 h y 17 a 20 h
  • Domingo: cerrado

8. Enamorarte con el barrio de la Judería

Y es que la Judería de Vejer, como suele ocurrir con las juderías de otros lugares, esconde algunos de los rincones más bonitos del pueblo.

Además de la preciosa calle Arcos de las Monjas que antes comentábamos, en este barrio encontrarás muchos más rincones con embrujo, como la calle Judería.

Discurriendo sobre el contorno de unos de los tramos de la muralla, es sin duda una de las más bonitas de todo Vejer.

Estrecha y curva, son de esas calles en la que se disfruta al pasar y en el que lo único que oirás son tus propios pasos.

Aquí encontrarás también otro de los rincones top en Instagram: la famosa puerta azul.

Es obligado hacerse unas cuantas fotos aquí con una buena sesión de postureo.

Es lo que tienen las puertas azules…

9. Fotografiarte en el Rincón del Beso

Al igual que la puerta azul, el Rincón del Beso es otro de los rincones que no faltan en Instagram.

Lógico, para ello está.

Este rincón está en la calle Viña, con su bonito banco bajo el letrero y por supuesto, con unas bonitas vistas de fondo.

Vaya, ¡romántico sí que lo es!

Solo falta darse un buen beso e inmortalizarlo con una buena foto.

¡Viva el amor!

10. Visitar la Iglesia de El Divino Salvador

Se trata del templo mas importante de Vejer y hay indicios de que está construida sobre los restos de una antigua mezquita.

Tiene dos estilos arquitectónicos claramente diferenciados según la época en la que fue construida: el gótico-mudéjar del siglo XIV y el gótico-tardío del XVI.

En su interior, destaca el retablo del altar mayor, realizado por el maestro Francisco de Villegas en el siglo XVII y ejecutado en madera de cedro y borne. Además, tiene unas bonitas columnas de mármol coronadas por capiteles románicos y bóvedas de crucería.

11. Ir de compras

Y es que en Vejer, al ser un refugio de bohemios y artistas, encontrarás algunas tiendas de artesanía y decoración bastante interesantes. En ellas, se mezclan el estilo árabe con el de otras partes del mundo.

Si buscas algo original, éste es tu lugar.

Y cómo no, tampoco faltan las tiendas de ropa y bisutería de estilo hippie con sus coloridos vestidos, bolsos de cuero y joyas de todo tipo.

La tiendas en sí ya son un propio atractivo, ya que le dan un toque de color a las blanquecinas calles de Vejer.

Será difícil que no acabes cayendo en la tentación.

12. Conocer sus molinos de viento

Repartidos por los alrededores del pueblo, estos molinos de vientos, destinados a la fabricación de la harina, forman ya parte del paisaje de Vejer.

En un principio, los primeros molinos fueron de agua pero ya en el siglo XIX se empezaron a sustituir por los de viento.

Eso sí, debido a la fuerza del viento, se tuvieron que construir mucho más robustos, de ahí el parecido con los molinos manchegos.

Hoy día se han conservado hasta siete de estos molinos, pero los tres más importantes los encontrarás en el Parque Municipal Hazas de Suerte. Uno de ellos incluso se puede visitar.

13. Perderte por sus calles

Visitar y conocer los monumentos está muy bien, pero la verdadera esencia de Vejer de la Frontera es la de perderse y deambular sin rumbo por sus infinitas callejuelas.

Déjate llevar, callejea y descubre los mil y un detalles que esconde este precioso pueblo.

Cómo no, no pueden faltar los maceteros decorando las fachadas con sus buganvillas y geranios.

O sus interminables cuestas.

Ríete de ellas como vayas con un carrito de bebé… 🙂

Curiosea cada uno de sus rincones o adéntrate en algunos de sus preciosos patios.

En definitiva, sumérgete en el embrujo de entramado laberíntico y musulmán.

De verdad, no hay un plan mejor por hacer en Vejer de la Frontera.

14. Contemplar el atardecer desde el mirador de La Cobijada

Porque no hay mejor forma de terminar el día que haciéndolo desde su mirador más conocido.

Ubicado muy cerca del Arco de Puerta Cerrada, tiene unas vistas espectaculares de la parte más moderna del pueblo, aunque como puedes ver, sin perder la estética de casitas blancas y calles laberínticas.

Importante es hacer mención al monumento a La Cobijada, con esa mujer cubriéndose el rostro con un manto de color negro y que deja únicamente a la vista el ojo derecho: “El Cobijado

Se trata de un traje tradicional que llevaban las mujeres vejeriegas (y algunos pueblos más de Cádiz) y que estuvo a la orden día durante varios siglos. Si bien uno podría intuir por la semejanza a los burkas que su origen está en el pasado musulmán del pueblo, nada más lejos de la realidad, ya que su origen castellano. De hecho, se usó a partir del siglo XVI aunque en 1936 fue totalmente prohibido para evitar que aquellos que cometieran un delito se ocultaran bajo el traje.

En la actualidad y desde 1976, se utilizan en las Fiestas Patronales siendo todo una ventana al pasado.

La verdad es que La Cobijada es uno de los símbolos de Vejer, presente en muchas partes del pueblo e incluso en el eslogan de la oficina de turismo: “Vejer Te Cobija“.

15. Disfrutar de lo lindo con algunas de sus playas

Como dijimos al principio, Vejer de la Frontera está muy cerca de la costa e incluso cuenta con una de las playas más bonitas de Cádiz dentro de su término municipal: El Palmar.

Cómo no, os recomendamos a que la visitéis, ya que es una auténtica maravilla de playa.

8 kilómetros de playa virgen con un infinito arenal de arena fina, sobre todo cuando baja la marea. Y por supuesto, un precioso mar de aguas cristalinas.

Además, es un paraíso para los surferos gracias a sus excelentes condiciones. De hecho hay muchas escuelas de surf con el que podrás bautizarte en este mundillo.

Pero si bien El Palmar es la playa oficial de Vejer, os animamos también a que vayáis a la cercana playa de Zahora, mucho más tranquila y salvaje.

Y como colofón, contemplar el atardecer desde el mítico Faro de Trafalgar. Os aseguramos que será una de las cosas más bonitas que podáis contemplar.

Y no exageramos.

No hay mejor forma para poner punto y final a esta gran escapada.

Información Práctica

¿Cómo llegar a Vejer de la Frontera?

La mejor forma de llegar a Vejer es con vehículo propio y no solo para visitar el pueblo, sino también para poder moverte libremente por los alrededores y toda su costa sin limitación alguna.

Por ello, si no dispones de vehículo propio, os animamos a que alquiléis un coche. Reserva un coche de alquiler al mejor precio directamente desde este enlace.

No obstante, también existe la opción de llegar en transporte público con algunas de las líneas diarias de autobús que hay desde Sevilla, Cádiz y el resto localidades cercanas.

Y por último, también está la opción de contratar esta excursión (visitando también Medina Sidonia) desde algunas de estas ciudades:

Aparcamiento en Vejer de la Frontera

Si la opción elegida es el coche, tenemos que hablar del aparcamiento en Vejer.

Vejer cuenta con varios aparcamientos públicos ubicados siempre en los bordes del pueblo. Por ello, nunca trates de encontrar sitio dentro del mismo ya que la liarás.

El aparcamiento más grande está cerca de la Estación de Autobuses.

Alojamiento en Vejer de la Frontera

Aunque lo más probable es que visites Vejer desde algún otro lugar de la costa de Cádiz, como Tarifa o Conil de la Frontera, Vejer también cuenta con una amplia oferta hotelera, sobre todo de apartamentos y alojamiento rurales.

Reserva tu alojamiento en Vejer de la Frontera al mejor precio directamente desde este enlace.

¿Dónde comer en Vejer de la Frontera?

Como dijimos al principio, estamos en Cádiz y eso es sinónimo de buena comida.

En Vejer encontrarás tanto restaurantes de alta cocina como bares de toda la vida que sirven los platos más tradicionales de la gastronomía vejeriana.

Arroces, pescaíto frito, carne de retinto (la vaca autóctona de la zona), tortillitas de camarones, … y por supuesto, el lomo en manteca, que hasta tiene su propia calle.

Además, hay un mercado gastronómico, el de San Francisco. Era el antiguo mercado de abastos y cuenta con una decena de puestos de comida y mesas para compartir.

Entre los restaurantes más famosos, está el Jardín del Califa, con una deliciosa comida marroquí y unas excelentes vistas. La Judería Taberna Restaurante también es muy conocido, sobre todo por su ubicación, en la calle Arcos de la Monjas. Pero lo dicho, hay muchísimos rincones para disfrutar de la buena gastronomía.

Vamos, en Vejer no vas a pasar hambre. 🙂

Fiestas y Eventos de Vejer de la Frontera

Podríamos decir que en Vejer celebra algo casi en cualquier mes del año. Y es que hay multitud de eventos y fiestas, que por suerte o no, coincidirán durante tu visita.

A nosotros, personalmente, nos gusta visitar este tipo de pueblos sin coincidir con algunas de estas fiestas, ya que preferimos disfrutarlo de forma tranquila y en ambiente normal.

Pero en cambio, sois muchos a los que les gusta la fiesta o tienen interés en conocer alguna de ella.

Sea como sea, estas son cada unas de las fiestas más importantes de Vejer:

  • Carnaval: Febrero/Marzo
  • Semana Santa: como en cualquier ciudad andaluza, aquí también se vive con pasión.
  • Toro Embolao: se celebra todos los años en domingo de Pascua de Resurrección. En ella, sueltan un toro por las calles de Vejer (en un circuito vallado). Al toro le ponen unas bolas de madera en los cuernos y hay que decir que en todo momento se exige el respeto al animal.
  • Feria de Primavera: también conocida como la Primera Feria de España. Se celebra siempre dos semanas después de Semana Santa,
  • Romería al Santuario de Ntra. Señora de la Oliva: 7 de Mayo.
  • Semana de los Patios Vejeriegos: a mitad de Mayo.
  • Noche de las Velas: una de las fiestas más bonitas, ya que el pueblo se ilumina por la noche con miles de velas. Además, hay espectáculos temáticos y conciertos.
  • Velada de la Virgen de La Oliva: en la semana del 15 de Agosto.

Página oficial de turismo

Y para una mayor información sobre Vejer, siempre podéis consultar:

www.turismovejer.es

Cómo podéis ver, Vejer de la Frontera es un pueblo lleno de historia, bonitos rincones, y sobre todo, con mucho por ver.

¡Esperamos que os guste tanto como a nosotros!

4 comentarios en “15 cosas que ver y hacer en Vejer de la Frontera

  1. Muchas gracias por toda la información. La próxima semana estaremos por allí. Nos esperan un montón de rincones por conocer! Saludos desde Asturias.

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias! Esperamos que hayáis disfrutado mucho del sur! Nosotros tenemos muchas ganas de conocer el norte!

      Me gusta

  2. Es fenomal, toda la información que habéis compartido es un gustazo… Muchísimas gracias!!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias! Nos alegra mucho que os sea de ayuda 🙂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close